Juntos oramos a Dios

May 24, 2024

La oración es el lenguaje de la comunidad cristiana. En la oración, la naturaleza de la comunidad se hace visible porque en ella nos dirigimos a aquel que forma la comunidad. No nos oramos unos a otros, sino que juntos oramos a Dios, que nos llama y hace de nosotros un nuevo pueblo. Orar no es solo una de las muchas cosas que hace la comunidad. Más bien es su propio ser. Muchos debates sobre la oración no se toman esto demasiado en serio. A veces da la impresión de que la comunidad cristiana está «tan ocupada» con proyectos y planes que no hay ni tiempo ni ganas de orar. Pero cuando la oración no es el interés principal, y cuando sus numerosas actividades ya no se ven ni se viven como parte de la misma oración, la comunidad enseguida degenera hasta convertirse en una asociación con una causa común, pero sin una vocación común.

Por medio de la oración, la comunidad se crea y también se expresa. La oración es la primera de todas las prácticas de la comunidad en sí. Lo más claro y más apreciable son las palabras, los gestos y el silencio a través de los cuales se forma la comunidad. Cuando escuchamos la Palabra, no solo recibimos una visión de la obra salvadora de Dios, sino que también sentimos un nuevo vínculo mutuo. Cuando estamos en pie cerca del altar, tomamos el pan y bebemos el vino, nos arrodillamos para meditar o caminamos en procesión, no solo recordamos la obra de Dios en la historia humana, sino que también nos hacemos conscientes de la presencia creativa de Dios aquí y ahora. Cuando nos sentamos juntos en callada oración, creamos un espacio donde percibimos que aquel que esperamos ya nos está tocando, tal como tocó a Elías frente a la cueva (1 Re 19,13).

Explorar Todas las Meditaciones

Search (SP)
Tema

Comentarios de nuestros subscritores de las Meditaciones diarias.

“Por más de 10 años, las Meditaciones Diarias han sido como mi inyección de energía cada mañana. ¡Que su ministerio siga produciendo frutos!”
Ashok K.
“Me parece que las Meditaciones Diarias son como una valiosa piedra fundamental para comenzar mis mañanas. ¿Sigan con el buen trabajo!”
Doug P.
“Estoy tan agradecido por las Meditaciones Diarias. Me hablan y me desafían a seguir creciendo. Los escritos de Henri son como tener a un mentor personal en la vida.”
Anne-Marie B.

Ayudar a compartir la visión espiritual de Nouwen

Al apoyar económicamente a la Sociedad Henri Nouwen, nos apoya a ofrecer inspiración, consuelo y esperanza a personas alrededor del mundo. Gracias por tu generosidad y compañerismo.

Dona hoy